Depreciación contable

La depreciación contable tiene lugar en el estudio del valor de los activos. Todos los bienes tienen una vida útil estimada como resultado de la utilización o el desgaste por su uso. Esta pérdida de valor a lo largo del tiempo es lo que se denomina depreciación, y debido a que plasmaremos nuestros esquemas y nuestros datos en un libro de contabilidad, podemos decir que estamos hablando de la depreciación contable.

La depreciación contable indica la cantidad que el activo disminuye cada año fiscal. Se divide el coste total del bien entre el número de años.

El cómputo de la depreciación de un período debe ser coherente con el criterio utilizado para el bien depreciado, es decir, si este se incorpora al costo y nunca es revaluado, la depreciación se calcula sobre el costo original de adquisición, mientras que si existieron reevaluaciones debe computarse sobre los valores revaluados. Este cálculo deberá realizarse cada vez que se incorpore un bien ó mejora con el fin de establecer el nuevo importe a depreciar.

Para calcular la depreciación imputable a cada período, debe conocerse:

    • Costo del bien, incluyendo los costos necesarios para su adquisición.
    • Vida útil del activo que deberá ser estimada técnicamente en función de las características del bien, el uso que le dará, la política de mantenimiento del ente, la existencia de mercados tecnológicos que provoquen su obsolescencia, etc.
    • Valor residual final.
    • Método de depreciación a utilizar para distribuir su costo a través de los períodos contables.

Depreciación contable
5 (100%) 2 votes